-->

BIZCOCHO DE QUINOA Y CHOCOLATE SIN HARINA

Esta es la primera vez que utilizo la quinoa y no va a ser la última. Me ha sorprendido lo bueno que sale este bizcocho, y eso que durante toda la preparación mi cabeza pensante no paraba de decir que no, y que no iba a estar bueno. No había motivos para eso, pero no utilizar harina en el bizcocho, no me convencía. Ya llevaba tiempo con ganas de preparar alguna receta con quinoa. Ha llegado a mis manos sin buscarla, comprando arroz en mercadona,he visto que vendían un nuevo arroz, y no, no era arroz, era quinoa, me he cogido un paquete y cuando he vuelto casa, me he puesto a buscar por todos los blog. Esta receta la he copiado de "food & chic" la he seguido a pie de letra, excepto en la cucharadita de esencia de vainilla que la he sustituido por canela molida. Quiero desde aquí, darle las gracias por la receta tan buena.





Ingredientes:

● 150 gr. de quinoa ya cocida (hay que pesarla cuando la hayamos cocido y escurrido)
● 125 ml. leche desnatada
● 4 huevos
● 160 ml. aceite de oliva virgen extra (en la receta de "food & chic" utiliza aceite de girasol)
● 160 gr. azúcar moreno (se puede sustituir por azúcar de panela o de coco)
● 1 cucharadita de canela en polvo ( puedes ponerle esencia de vainilla)
● 140 gr. cacao en polvo sin azúcar
● 1 cucharadita de levadura
● 1/2 cucharadita de sal
● 1/4 cucharadita de bicarbonato


Vamos a la receta...






Primero hay que lavar muy bien la quinoa.

Ponemos en un cazo la quinoa con el doble de agua y dejamos cocer 20 minutos. Se sabe que está cuando el grano se pone transparente excepto en el centro.



Pasado este tiempo, escurrimos y dejamos enfriar.



Es el momento de pesar la quinoa.....150 gr.

Ahora ponemos los huevos, la quinoa, el aceite, la leche y batimos, yo he utilizado el robot pero puedes hacerlo con unas varillas eléctricas o manuales.



Por otro lado mezclamos los ingredientes secos, cacao, azúcar, levadura, bicarbonato, canela y sal.

Mezclamos y añadimos al resto de ingredientes.



Volvemos a batir hasta tener una mezcla homogénea.

Vertemos en un molde y lo metemos en horno precalentado a 180° durante 1 hora.



Para saber si está, pinchamos con un palito y si sale limpio, esta listo para sacar.

Yo le puse azúcar glass por encima, pero podeis decorarlo como más os guste.

Acompañado de nata es un lujo, aunque a mí me gusta sólo con ese saborrr amargo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario