-->

SOPA DE CEBOLLA CON CUSCURRONES Y QUESO RALLADO

¡Buen sábado!. Aquí estoy luchando con el catarro, solo tengo ganas de calditos y leche calentita. He acabado con todos los caldos congelados que tenia en el congelador de jamón, pollo y cocido, así que hoy me voy a tomar una sopa de cebolla que se prepara en un santiamén y arregla el cuerpo a cualquiera. La sopa de cebolla es la sopa instantánea mas vendida. Su ingrediente principal, como no, la cebolla. La receta mas antigua parece ser que viene en la edición mas antigua del libro de cocina del siglo XIV, que se llamaba Le viandier de Taillevent, que se encuentra en la biblioteca Nacional de Francia. Esta sopa viene de la época de hambruna, para mas tarde pasar a ser una sopa para los noctámbulos y trasnochadores parisinos y en el siglo XX tomarse en muchos hogares de París.
La sopa original consistía en mucha cebolla cortada en juliana y frita caramelizada en mantequilla o aceite vegetal. Se servía en un cuenco en el previamente habríamos puesto una rebanada de pan en el fondo. Lo del queso gruyere o enmental rallado fue un ingrediente que se añadió más tarde. En mi caso os explico como se ha hecho de toda la vida en mi casa. El aceite es de oliva virgen extra donde se fríe la cebolla, el queso que rallamos es curado manchego y le ponemos unos cuscurrones fritos en lugar de la rebanada de pan.





Ingredientes:

● 300 gr. cebollas
● 2 cucharadas de harina de trigo
● 1 cucharada de vino blanco
● 1 litro de caldo de verduras o jamón....si no tienes puedes sustituir por dos pastillas de caldo concentrado y un litro de agua.
● pan del día anterior
● 1 trozo de queso para rallar
● aceite de oliva virgen extra
● sal

Vamos a la receta...



En una sartén añadimos aceite de oliva virgen extra y freímos la cebolla previamente pelada y cortada en juliana.



Añadimos la harina y removemos.



Le ponemos el caldo vegetal, de jamón o 1 litro agua con dos pastillas de caldo concentrado y el vino blanco.

Le damos el punto de sal y dejamos hervir durante 20 minutos.



Mientras freímos el pan cortado a cuadritos en una sartén con aceite de oliva virgen extra.



Montamos la sopa.

En un cuenco se vierte la sopa, se le pone unos cuscurrones y un poquito de queso manchego curado rallado.

Si queréis podéis gratinar el queso un poquito para que forme costra.......aunque a mi personalmente me gusta rallado sin más.

Esta sopa hace resucitar a cualquiera!!!

3 comentarios: