-->

COCIDO LIGERO

Donde se ponga un cocido madrileño con todos sus ingredientes no hay nada igual, pero eso está bien para una ocasión especial. No podemos poner cocido una vez a la semana, y hacerlo con tocino, oreja, morcilla, y demás ingredientes, tan calóricos. Por eso, para que podamos comer un cocido calentito y sin tener remordimientos, os voy a enseñar como lo hago yo. La receta es para toda la familia, tampoco es bueno que los niños coman tanta grasa en un plato de cuchara, eso sí......darnos el gustazo de un cocido con todo,  en alguna ocasión.





Ingredientes:


● 400 gr. garbanzos
● medio pollo
● 2 trozos ternera
● 2 huesos jamón
● 300 gr. judías verdes
● 3 zanahorias
● 1 trozo de calabaza
● 4 patatas medianas
● 1 tomate
● sal

Vamos a la receta...



Ponemos los garbanzos en remojo la noche anterior, unas 12 horas.

Al día siguiente desechar el agua donde han estado en remojo los garbanzos.

Poner en una olla convencional, o rápida como yo he usado, los garbanzos, la carne hueso de jamón y zanahoria.

En mi olla rápida, cuando empieza a silbar, lo dejo unos 15 minutos.

Cuando se va la presión, abro y añado las patatas, la calabaza, judías verdes peladas y enteras, y el tomate cortado por la mitad.

Le pongo el punto de sal.

Ya no cierro la olla, la pongo como una convencional a fuego medio, hasta que veo que todo está cocido.

El cocido esta terminado.

Si queremos cuidarnos, en mi caso la cantidad de garbanzos, es un cucharón de los de servir y un poquito de cada cosa.

En la foto veis lo que yo me sirvo.

Ahhhhh.....buen provecho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario