-->

CROQUETAS DE MERLUZA

¿Puede haber algo más rico que unas croquetas caseras? que buenas están y de cuantos ingredientes se pueden hacer, de cocido, jamón, bacalao, boletus, pollo, ect...un sinfín de restos que andan por nuestros frigorífico sobrantes de otras recetas. Lo que mas me gusta es que solo llevan ingredientes buenos y nada de fécula, conservantes y mil cosas que les ponen a las precocinadas. Cuando leo una caja de croquetas, me pongo muyyyyy cabreada. Por ejemplo, Croquetas de merluza, se supone que su ingrediente principal, debe ser la merluza, pues lleva un 25% de este ingrediente y el resto ya os podéis hacer una idea. Bueno voy a contaros que éstas llevan merluza, cebolla, harina, leche y aceite de oliva virgen extra. Las hago muy a menudo y salen con una bechamel muy blandita. Para que las croquetas queden así hay un truco que nunca falla y es que cuando se envuelven tiene que costar un poquito de trabajo hacerlas, por los blanditas que están. La bechamel no puede quedar apelmazada, sino un poco blanda.





Ingredientes:

● 350 gr. merluza congelada sin espinas
● 1 cebolla mediana
● 500 ml. leche
● 3 cucharadas de harina de trigo
● aceite de oliva virgen extra
● sal
● 1 pizca de pimienta
● 1 pizca de nuez moscada
● Pan rallado
● 2 huevos

Vamos a la receta...

Descongelamos los lomos de merluza, quitamos la piel y desmenuzamos.



Ponemos la cebolla a trozos junto con el aceite de oliva y trituramos. Esto lo hago para que los niños no se encuentren la cebolla, pero podemos ponerla picada y freírla.

Pasamos lo triturado a una sartén y freímos. Si necesita un poco mas de aceite, se le añade.



Cuando esté dorado, añadimos la merluza desmenuzada y freímos un poco.



A continuación ponemos la harina, la pimienta, la nuez moscada y le damos el punto de sal.

Removemos para que no se formen grumos hasta que la harina este un poco hecha, para que no sepa a cruda.



Le vamos añadiendo la leche poco a poco y removiendo hasta que empiece a desprenderse como burbujas de la masa....será la señal de que está terminada.

La extendemos en una fuente, dejamos enfriar y tapamos con film transparente.

Yo la meto en el frigorífico y las hago al día siguiente.



Al día siguiente, pasamos por huevo, pan rallado y freímos en abundante aceite de oliva virgen extra caliente.

Si son muchas las congelamos y ya tendremos para otro día freír.

Qué buenas están unas croquetas caseras.......hasta frías nos gustan!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario