-->

MANTECADOS MANCHEGOS


Esta receta va dedicada a mis amigos manchegos. Llevo viviendo en Ciudad Real dieciséis años. Aquí han nacido mis dos mancheguillos y he conocido la buena gente que hay por estas tierras. Tengo muy buenos amigos, ellos me han enseñado a querer cada día un poquito más a esta ciudad, sus costumbres, fiestas, comidas típicas, como ésta que hoy voy a hacer y que viene fenomenal para las fechas navideñas, mantecados manchegos, riquísimossss.
Va por vosotros.........





Ingredientes:

● 750 gr. harina de trigo
● 400 gr. manteca de cerdo
● 4 huevos
● 1 sobres de levadura tipo Royal
● 75 ml. vino moscatel
● 7 cucharadas de azúcar
● 1 cucharada de canela molida
● la ralladura de dos limones
● Azúcar para rebozar los mantecados

Vamos a la receta...

Yo tengo una amasadora que me quita trabajo, pero en mi casa siempre se ha hecho a mano, y es un masa que no da ningún problema.

En la encimera o si queremos, en un recipiente grande y hondo ponemos la harina y hacemos un volcán.

En ese hoyo, ponemos todos los ingredientes, la levadura y removemos, a continuación la manteca, los huevos, el vino, el azúcar, la ralladura de los dos limones, la canela y el vino moscatel.





Amasamos hasta que quede una masa homogénea, en mi caso como ha sido con mi Bosch, en 5 minutos estaba lista. A mano se amasa durante 10 minutos.

Cogemos la masa, la envolvemos en film transparente y la metemos en el frigorífico 2 horas.





Pasado este tiempo, precalentamos el horno a 150°.


Quitamos el film y enharinamos la mesa o encimera donde vamos a trabajar la masa.

Extendemos con la ayuda de un rodillo enharinado la masa, y le dejamos un grosor de un poco mas de de 1 centimetro.

Con un molde enharinado vamos haciendo los mantecados.

Cuan ya tengamos recortes, los unimos, volvemos a amasar, extendemos con el rodillo y hacemos mas mantecados......se aprovecha toda la masa.



Un consejillo, yo he utilizado el mismo molde para todos los mantecados. Si queréis hacer mantecados con moldes diferentes, os aconsejo que sean del mismo tamaño, sino es así, debéis meterlos en el horno en tandas que vayan solo los del mismo molde, ya que al tener tamaño distinto, se hacen unos antes que otros y se os pueden quemar.

Ponemos los mantecados en una bandeja de horno con papel sulfurizado, y los horneamos a 150° durante 30 minutos, calor arriba y abajo.



Ya sé que soy muy pesada con los tiempos del horno, pero es que cada horno es un mundo, y no me gustaría que se os quemaran por mi culpa. Ya sabéis, a mi se me han hecho en 30 minutos, vosotros mirad que estén doraditos por los filos, que eso es señal de que estan, e igual se os hacen con 5 minutos más o menos.

Cuando estén horneados y en caliente, los rebozamos en una fuente con azúcar, si se quedan fríos el azúcar no se pegara al mantecado.



Bonísimos, no hay quien se resista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario