-->

MAGDALENAS INTEGRALES DE NARANJA CON ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA SIN AZÚCAR

No puedo tomarme mi café de la tarde, sin acompañarlo de algo dulce. El problema es que no quiero sumar calorías y le doy muchas vueltas pensando que puedo hacer sin azúcar. Pensaba que no me iban a salir, pero lo he conseguido. Las he hecho en tres ocasiones, y como mas buenas están es como hoy os voy a contar. La primera vez le puse stevia como sustituto del azúcar, pero amargaba bastante y aunque nos las comimos, no estaban para tirar cohetes, jjjjj. La segunda vez le puse la mitad de azúcar y zumo de naranja, pero tampoco me convencieron. Esta semana me acorde de un bizcocho, que trituro la naranja con la piel, y pensé "¿ y si para que tenga mas sabor, le pongo a las magdalenas naranja con piel triturada?, pues me puse manos a la obra. También cambie la stevía por edulcorante líquido y menudo cambio, buenísimas, los niños ni se enteraron que no tenia azúcar, les encantaron.





Ingredientes:

● 4 huevos
● 12 ml. de edulcorante líquido
● 1 naranja entera y si es grande media sólo.
● 175 gr. aceite oliva virgen extra
● 100 gr. harina para bizcocho o bizcochona
● 120 harina integral
● 1/2 cucharadita de sal


Vamos a la receta...



Con las varilla eléctricas batimos los huevos junto con el azúcar hasta que doble volumen.

A continuación trituramos la naranja entera con piel y todo (si es grande sólo media) y la añadimos junto con la mezcla anterior y seguimos batiendo.

Mientras seguimos batiendo incorporamos el aceite de oliva en hilo, poco a poco.

Cuando esté bien mezclado paramos.

En otro recipiente juntamos las 2 clases de harinas, y la media cucharadita de sal y tamizamos.



Añadimos los ingredientes secos, es decir harinas y sal, y los mezclamos con los ingredientes que hemos batido.

Lo hacemos poco a poco, para que la mezcla no se baje, con movimiento envolventes.

Cuando consigamos una mezcla homogénea, tapamos con un film transparente y metemos una hora en el frigorífico.

Pasada la hora precalentamos el horno a 250° y mientras preparamos cápsulas y vamos rellenando las 3/4 partes con la mezcla. Podemos hacerlo con una cuchara, pero si tenemos una manga pastelera de un solo uso es mas cómodo para no manchar.

También aconsejo meter las cápsulas de papel en cápsulas de silicona, así el papel no cederá y la magdalena subirá con copete.

Ya rellenas, las colocamos en una bandeja de horno y bajamos la temperatura a 170°, calor arriba y abajo.



Metemos las magdalenas durante 20 minutos. Mirar las magdalenas porque según cada horno, se pueden hacer antes o después. Una señal es cuando han subido y veis que están doradas. Tumben pinchando con un palito, si sale limpio es que están listas para sacar.

Al probarlas son de un sabor a naranja y una jugosidad irresistible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario